martes, 5 de noviembre de 2013

AMIBLOGERS

Para ustedes mis amigos, que sin haber secado nunca las lágrimas de mi cara, hicieron que en más de una noche de angustia las cambiara por una sonrisa, porque nunca estoy sola, porque se que a miles de kilómetros ustedes están allí.
Gracias.
 Atrapado

¿Cómo hacer para salir del círculo vicioso en el que estaba envuelto? Era un hamster corriendo en una rueda que no lo llevaría a ningún lado. Sin embargo, no podía dejar de hacerlo.